Pies apestosos y los hongos

Deja un comentario

Para haber llegado a la conclusión de los cuatro días, tuve que empezar un proceso que ni yo mismo sabía a donde me iba a llevar. Todo empezó como un juego casi doloroso por los hongos que ya tenía, como dije anteriormente, ya había probado algunos remedios tanto médicos como naturales, quien sabe, a lo mejor hay varios tipos de hongos en los pies.

Hablo de variedad por la sencilla razón de por qué funciona en unos y no en otros, eso es bien raro porque la tiña podal que es como la llaman algunos médicos, no respeta a nadie, simplemente les da y punto, pero el caso era por qué a mi no me pasaba si había intentado con algunas cosas o métodos. Es verdad que tiene mucho que ver la humedad y también el aseo, pero si hay aseo correcto, la humedad no es pesada.

Al referirme a humedad pesada, me refiero al sudor que contiene partículas de suciedad mezcladas con un porcentaje de cloruro de sodio, alguna que otra sales y sustancias de desechos, no pasaría a mayores si se tiene mucho cuidado con la forma de como se hace el aseo de los pies. Para mi no es verdad que tiene que ver con lugares públicos, como piscinas donde hay mucha gente descalza. He practicado la natación muchos años y nunca tuve el problema de los hongos en los pies.

Hubo un buen tiempo que no usé sandalias para la piscina y ahí, hubiera sido el mejor momento para contagiarme y no fue así. Anteriormente comenté que estaba pasando por “Una separación oportunista” y resulta que fue desde ahí que empezaron mis males, empezando por el mal olor de los pies y no sólo eso, si no que también con el sudor del cuerpo.

Después de mal olor vino los hongos en los pies y por consiguiente, ampollas que se reventaban y cada ves que tenía que caminar, me venía un dolorcito que si que molestaba. Con el tiempo me pasó algo raro, cada ves que buscaba la forma de tranquilizarme por el estres, los pies se me secaban más rápido, por lo tanto su cura se aceleraba y no usé nada médico ni remedio natural, simplemente fue la forma de como yo lo hacía, hasta el día de hoy que obtengo muy buenos resultados. ¿Les parece raro? Opinen.

Blog recomendado: “Perdiendo el miedo al éxito” http://www.rsanahuano.com

Anuncios

La prueba final sobre los hongos en los pies

Deja un comentario

Me parece que ya es tiempo de sacar una conclusión sobre lo que he estado haciendo en toda mi observación sobre el cuidado de los pies, según mis datos, si es factible mantener unos pies sanos aun si ya han padecido hongos en los pies. Mi observación final, tuvo que ver con el uso de las medias durante cuatro días sin cambiarme, y eso incluye dos días sin lavarme los pies.

El síntoma que sentí fue que las medias empezaron a pegarse en los pies, claro síntoma del sudor pegajoso por la falta de aseo, seguido de un pequeño picor en la planta del pie derecho. El olor característico de pies se empezó a sentir pero aun no llega a apestoso y eso es porque primero los preparé para este momento, es decir, que ya no tenía hongos en los pies.

Al no tener hongos en los pies, y eso incluye a no tener mal olor, se hizo fácil hacerme un seguimiento día a día y ver los resultados. Entonces eso quiere decir que el método si funciona, no lo voy a negar, este proceso que he logrado desarrollar; lo descubrí, lo encontré o me di cuenta, fue por simple accidente y digo accidente porque yo me había dado un refrescante baño, y sin más que más, me vestí y salí a trabajar.

Al regresar lo primero que hice fue sacarme los zapatos y también las medias sin percatarme donde las dejé, al otro día, hice la misma rutina de siempre y lo mismo al tercer día, pero con la diferencia de que me di cuenta de que ya me había puesto las medias del día anterior, pero no había casi diferencia entre las limpias y las usadas de tres días, claro que fue por el apuro de ir a trabajar que cogía lo primero que encontraba.

Aun con la duda, cogí al cuarto día unos pares limpios y me los puse. Al llegar del trabajo me saqué las medias y las puse al lado de las usadas (tres días) por lo tanto, al día siguiente cogí otras y así hasta que por accidente revolví los cuatro pares de medias y después no supe cual estaba primero, entonces empecé a oler cual apestaba a usado y para sorpresa, todas olían casi igual, entonces decidí usarlas conforme las cogia. ¿Les parece raro? Opinen.

Blog recomendado: “Perdiendo el miedo al éxito”  http://rsanahuano.com

¡Desesperado! Quiero curarlos

Deja un comentario

Hace algunos años, tuve el agrado de conocer a un pariente un poco lejano con algo un poco peculiar, al decir que tuve el agrado es porque si no fuera así, no estuviera escribiendo este post. el caso es que dicho pariente tenía el problema de tener hongos en los pies, eso le producía un olor tan fuerte que rayaba en apestoso.

El mal olor era tan fuerte que incluso estando con los zapatos puestos se percibía lo mal que olía. Ese problema lo tenía muy deprimido sin contar que también su esposa lo recriminaba por el dicho problema. Cuando me enteré del caso de mi pariente, fue porque era la comidilla de cada reunión.

Los más allegados a él, decían que ellos se sentían mal porque siempre que el llegaba al grupo de reunión, generalmente,  compañeros de trabajo y lo primero que notaban era el mal olor de pies y claro, que no iban a delatarlo pero ellos  ya se imaginaban de quien era dicho olor, y como única salida era el retirarse del grupo, avergonzado y deprimido.

Decidió ponerle fin al problema, acudiendo a diferentes remedios, entre ellos a los caseros que no dieron mayor resultados, optando por la química. En su desesperación, pidió a un médico, amigo suyo que le recetara algo para el mal olor de los pies. Le entregó una formula para que se la prepararan en una droguería, la cual se la aplicó sin demora y los resultados no duraron mucho y tiempo.

Pero tuvo una brillante idea, leyó el contenido de dicha formula y pensó ¿Qué pasaría si él mismo aumenta la dosis de sus componentes? Pues nada se dijo el mismo, así que empezó con su empresa y compró los componentes que decía en el frasco que el dueño de la droguería le había entregado. Acto seguido, hizo algunos que otros preparados tipo Alquimia y como no tenía victimas en quien probar, se lo aplicó el mismo.

El resultado de este experimento es que casi se le caen en pedazos los  dedos de los pies, asustado he impresionado por su audacia, decidió meditarlo con más mesura y pensar en donde se equivocó, repasando una y otra vez su propia formula que fue la que inventó, ya que él no es y ni siquiera se le parece  a un químico (es ingeniero) y así se la pasó un buen tiempo preparando formulas que servían para cualquier cosa menos para los hongos en los pies.

Próximamente el desenlace del seudo químico.

Blog recomendado: “Perdiendo el miedo al éxito  http://rsanahuano.com

A %d blogueros les gusta esto: