Hongos en los pies como curarlos

Deja un comentario

Como les decía, mi pariente el cual es ingeniero hacía y deshacía la formula que tenía en sus manos. Anteriormente, los dedos de los pies, los cuales eran los más afectados por los hongos, fueron los que pagaron la falta de experiencia del empírico alquimista, en buena hora que no pasó a mayores y pudo corregir con un buen tiempo de reposo y unas cuantas pastillas para el dolor.

Cuando hubo pasado el tiempo, empezó de nuevo en su aventura, razonando que posiblemente se le pasó algo de ácido en la formula, ya que no hay explicación el por qué de la reacción en sus dedos. En este caso me imagino que fue eso, porque nunca quiso decir que fue lo que hizo. Entre mezcla y mezcla fue consiguiendo algo parecido a la formula secreta, hasta que un día encontró la adecuada para sus pies y el resultado, que le dijo adiós a los hongos en los pies.

La primera en darse cuenta fue desde luego su esposa, que era la que más sufría con la pestilencia de sus pies. Entre preguntas y preguntas, extrañada de  los efectos y que maravillosamente daba resultado, terminó por decirle lo que había hecho y que desde luego era una bendición para él, por lo tanto parecía que ahí quedaba todo, pero no fue así. La esposa conversó a su hermano y él, en confianza le pidió que le diera un poquito de su elixir porque también padecía del mismo mal, sólo que en menor grado.

después de probar su cuñado el producto de la buena fe, se lo conversa a un amigo y este a otro y ya pueden imaginarse lo que pasó. De la noche a la mañana, estuvo preparando una muestra para cada uno de los amigos de los amigos. Al cabo de dos semanas ya tenía comerciantes en la puerta de su casa, ganando grandes cantidades de dinero, fruto de su desesperación y depresión que originó una aventura, que con el tiempo terminó en amargura.

Como siempre hay envidiosos en todas partes, alguien por ahí le quiso comprar los derechos y la formula, pero él, torpemente le dijo que no tenía ningún documento de nada y peor de sanidad. Esa respuesta le originó su pesadilla, casi termina preso, le quitaron todo sus implementos para la fabricación y de paso le axigían que entregue la formula, es seguro que alguien quería dedicarse a la producción a costillas del éxito ajeno. Nunca entregó su formula.

¿Sabían que la envidia es una de las causantes para el mal olor del cuerpo y de los hongos en los pies?

Blog recomendado: “Perdiendo el miedo al éxito”  http://rsanahuano.com

¡Desesperado! Quiero curarlos

Deja un comentario

Hace algunos años, tuve el agrado de conocer a un pariente un poco lejano con algo un poco peculiar, al decir que tuve el agrado es porque si no fuera así, no estuviera escribiendo este post. el caso es que dicho pariente tenía el problema de tener hongos en los pies, eso le producía un olor tan fuerte que rayaba en apestoso.

El mal olor era tan fuerte que incluso estando con los zapatos puestos se percibía lo mal que olía. Ese problema lo tenía muy deprimido sin contar que también su esposa lo recriminaba por el dicho problema. Cuando me enteré del caso de mi pariente, fue porque era la comidilla de cada reunión.

Los más allegados a él, decían que ellos se sentían mal porque siempre que el llegaba al grupo de reunión, generalmente,  compañeros de trabajo y lo primero que notaban era el mal olor de pies y claro, que no iban a delatarlo pero ellos  ya se imaginaban de quien era dicho olor, y como única salida era el retirarse del grupo, avergonzado y deprimido.

Decidió ponerle fin al problema, acudiendo a diferentes remedios, entre ellos a los caseros que no dieron mayor resultados, optando por la química. En su desesperación, pidió a un médico, amigo suyo que le recetara algo para el mal olor de los pies. Le entregó una formula para que se la prepararan en una droguería, la cual se la aplicó sin demora y los resultados no duraron mucho y tiempo.

Pero tuvo una brillante idea, leyó el contenido de dicha formula y pensó ¿Qué pasaría si él mismo aumenta la dosis de sus componentes? Pues nada se dijo el mismo, así que empezó con su empresa y compró los componentes que decía en el frasco que el dueño de la droguería le había entregado. Acto seguido, hizo algunos que otros preparados tipo Alquimia y como no tenía victimas en quien probar, se lo aplicó el mismo.

El resultado de este experimento es que casi se le caen en pedazos los  dedos de los pies, asustado he impresionado por su audacia, decidió meditarlo con más mesura y pensar en donde se equivocó, repasando una y otra vez su propia formula que fue la que inventó, ya que él no es y ni siquiera se le parece  a un químico (es ingeniero) y así se la pasó un buen tiempo preparando formulas que servían para cualquier cosa menos para los hongos en los pies.

Próximamente el desenlace del seudo químico.

Blog recomendado: “Perdiendo el miedo al éxito  http://rsanahuano.com

A %d blogueros les gusta esto: