Estamos en pleno mes de Diciembre y todo se altera, es notorio  ver como en la calle  la gente camina más aprisa, es como si el tiempo no espera y en cierto modo es así, pero, ¿Cual es la prisa? si de todas maneras los días llegarán cuando tengan que llegar. El tiempo no alcanza pero sólo para las personas que tienen el estado alterado y peor si es por causas económicas.

Para las personas que están en ese estado es fácil que les ocurra cualquier cosa, empezando que su mente se preocupa más por asuntos que al fin y al cabo sucederán como tengan que suceder, dejando a un lado a su cuerpo con sus defensas bajas, siendo blanco fácil para cualquier bicho raro que se quiera apoderar de su humanidad y eso, incluye a los hongos en los pies.

Si usted se siente presionado o está deprimido y tal vez asustado, su aseo personal no va a ser igual como cuando está tranquilo y sereno, eso es un hecho y escribo esto por experiencia personal. Peor si el tiempo es oro para usted. Todo reunido se arma una bomba emocional cuyo síntoma son los trastornos físicos, como ya dije, en los hongos en los pies

Es fácil darse cuenta, si tienen alguna oportunidad de observar a alguien que se haya cortado un dedo,  la mano o algo parecido, mírenle la cara, cual es su expresión, si está asustado va a sangrar con facilidad y posiblemente se le infecte pero, si está tranquilo y lo toma como que si no ha pasado nada, tenga por seguro que saldrá un poquito de sangre como es natural, por la impresión pero dejará de hacerlo y cicatrizará más  rápido de lo normal.

Así es con los pies, simplemente no le da atención al aseo y combinado con el estado alterado emocionalmente, es seguro que va a empezar a sudar más de la cuenta y como tal empezará a sentir molestias; como picazón y al empezar a rascarse, abre el camino para que los hongos empiecen hacer su labor destructiva en sus preciados pies.

Blog recomendado: “Perdiendo el miedo al éxito”  http://rsanahuano.com